CONVIVENCIA O MATRIMONIO, EMERGENTE ANTINOMIA DEL JOVEN SEGÚN GÉNERO Y TIPO DE FAMILIA. CHIMBOTE, 2017

  • Jorge Eduardo Neciosup Obando Universidad César Vallejo
  • Manuel Alva Olivos Universidad San Pedro
  • Juan Julio Díaz Espinoza Universidad San Pedro
  • Jarumi Méndez Miñano Universidad San Pedro
  • Pierina Cumpa Ayala Universidad San Pedro
  • July Valdivia Vásaquez Universidad San Pedro
  • Yury Pastor Cubeños Universidad San Pedro
  • Leydi Pereyra Zacarías Universidad San Pedro
  • Jazmín Rivera Montalván Universidad San Pedro
  • Angie Eustaquio Riccer Universidad San Pedro
  • Morales Epifanía Piero Universidad San Pedro
  • Yovera Marcelo Evelin Universidad San Pedro

Resumen

Si bien la familia constituye la célula básica de la sociedad, la conformación de esta, su oportunidad y el número de hijos dependen del contexto social y económico. El auge de la familia se dio en el modelo de economía tradicional familiar, con un valor asociado a la capacidad productiva para el número de hijos. Al irse cerrando las etapas de la transición demográfica, tanto la oportunidad de tener los hijos como el número de hijos cambiaron y estudios recientes como los de López E y Esteve A. (2014), refieren que en proceso preliminar de la denominada segunda transición demográfica, se evidencia una importante desinstitucionalización de la vida familiar en América Latina, que por supuesto se traduciría en nuevas formas familiares, más flexibles, alejándose de las formas familiares tradicionales. Este estudio se plantea el objetivo de identificar cuáles son las preferencias de los jóvenes en esta antinomia: la convivencia o el matrimonio, buscando relacionar estos resultados con el género y tipo de familia del cual procede el joven. La población bajo estudio cubrió un total de jóvenes universitarios con matrícula regular en el ciclo 2017-I en dos facultades de la Universidad San Pedro en la Sede Chimbote, con un total de N=1125, Se consideró P=50% como estimación previa del parámetro bajo interés, se estableció 7.5% como nivel de precisión y 90% como nivel de confiabilidad, con ello, luego del ajuste por población finita quedó un tamaño de muestra de n=110 estudiantes, cifra que se distribuyó proporcionalmente a la matrícula por escuela y ciclo. Se aplicó un cuestionario de encuesta diseñado para este fin Los resultados reportan tablas de una y doble clasificación y el empleo de la prueba de independencia de criterios para evaluar las posibles asociaciones con el género y el tipo de familia del joven. Se encontró que el 81% se identifica con el matrimonio, de ellos 56.4% con matrimonio civil y católico, 17.3% sólo matrimonio civil y 7.3% sólo matrimonio católico, el restante 19% se identifica en la forma de convivencia o cohabitación, e inclusive tener un hijo sin convivencia ni matrimonio. Quienes se aferran más a las forma tradicionales del matrimonio son las mujeres, que en 66.7% prefiere matrimonio civil y católico frente al 44% de los hombres respecto a esta misma forma; y de quienes proceden de hogares con ambos matrimonios, a su vez prefieren también ambos matrimonio (70.7%), la cifra es de sólo 46.3% para quienes proceden de padres convivientes, y de 44.4% para quienes proceden de familias con padres divorciados. Se concluye que efectivamente ya se han posicionado nuevas formas de cohabitación sin considerar el matrimonio, por lo tanto los jóvenes como sus padres requieren mucha información para aceptar el proceso sin que ello represente un conflicto generacional. Palabras clave: Convivencia, matrimonio, tipo de familia.

Publicado
2018-09-01
Sección
Resúmenes de Investigación