PREVENCIÓN DEL DENGUE

  • Cecilia V. Romero
  • Santiago M. Benites

Resumen

El dengue es una infección viral que es transmitida por la picadura de los mosquitos Aedes sp hembras infectadas con virus dengue. En la actualidad se reporta cuatro serotipos del virus: DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4. Distribuidos principalmente en zonas de clima tropical y subtropical de todo el mundo. Después de la picadura del mosquito infectado los síntomas aparecen en un promedio de cuatro a siete días. Esta virosis se ha convertido en pandémica propagándose en rurales, zonas urbanas pobres, y zonas rurales. Se conoce que en los últimos 50 años esta enfermedad tiene una alta incidencia, estimándose que en países endémicos el dengue tiene aproximadamente entre 50 y 100 millones de infectados. La infección con virus dengue es un problema de salud pública sobre todo en la región de las Américas, ya que es una enfermedad infecciosa muy dinámica que puede variar desde una infección asintomática hasta aquella con un amplio espectro clínico que en algunas veces puede ocasionar la muerte de aquellas personas que están infectadas con el virus dengue. Esta enfermedad inicia con fiebre elevada con acompañamiento de un dolor de cabeza muy intenso, dolor retro ocular, dolores articulares y musculares intensos que puede continuar con vómito, náuseas y donde se puede observar a los ganglios linfáticos agrandados, entre otros síntomas, dependiendo de múltiples factores tales como edad, sexo, etc. Los casos graves de dengue ocurre principalmente cuando hay extravasación de plasma, dificultad al respirar, acumulación de líquidos y falla orgánica en general. El tratamiento de la enfermedad de dengue consiste solo en vigilar al paciente su estado sin que haya tratamiento antimicrobiano, sin embargo cuando hay una buena vigilancia de la enfermedad las tasas de mortalidad disminuye notablemente e incluso se mantiene menos del 1%. El diagnóstico de la enfermedad por dengue es importantísima ya que de ello depende la detección temprana para que se dé la atención clínica adecuada, de esta manera se estará contribuyendo de una manera notable con la disminución de casos infecciosos evitando los brotes epidémicos. Los exámenes de laboratorio pueden ser desde la detección del virus, así como su ácido nucleico con biología molecular. Así mismo se puede hacer el diagnostico detectando antígenos y anticuerpos así como también se puede aislar al virus dengue. En la prevención del dengue intervienen múltiples factores, de ello depende el éxito de la prevención, así en la prevención primaria es importante el control del vector asi como la protección de las personas. Uno de los modos importantes de protección es mediante las vacunas que se han venido desarrollando de una manera notable con tecnología de última generación. En la actualidad existe una vacuna aprobada después de muchos años de investigación, esta vacuna contribuye de manera importante para reducir la carga de la enfermedad, y por lo tanto contribuirá a reducir la tasa de mortalidad en un 50%, del mismo modo contribuiría a reducir la morbilidad en un 25%. La vacuna actual es tetravalente con virus atenuados y protege contra los cuatro diferentes serotipos del dengue, y se puede vacunar a individuos de nueve a 45 años. La OMS recomienda que se debe utilizar en poblaciones a alto índice de morbilidad.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2016-12-30
Sección
Editorial