CONVULSIÓN MUNDIAL: ENTRE LA GUERRA Y LA SALUD

Marlon G. Farfán Córdova, Santiago Benites Castillo

Resumen


Actualmente el mundo está afrontando una súbita convulsión geopolítica y de salud pública. Por un lado el enfrentamiento en Oriente Medio en la zona de Franja de Gaza, que ya ha cobrado centenas de muertos entre ellos cientos de niños inocentes, y por otro lado el brote progresivo del virus del Ébola que avanza amenazante por toda África con preocupantes expectativas que traspase sus fronteras. En el primer caso, se visualizan esperanzas de solución en las conversaciones entre Israel y los grupos armados en Gaza, en medio de la segunda jornada del alto al fuego de 72 horas, con demandas de ambas partes con esperanzas de superarlas en las próximas horas. En el segundo caso, pero no menos importante, se ha dado la alerta internacional por la propagación del virus del Ébola, un virus mortal cuya tasa de letalidad puede llegar al 90%. Hasta la fecha el número de muertos supera el millar y el total de casos detectados alcanza las 1 848 personas. Este brote se inició en África Occidental, específicamente en Guinea, recorriendo rápidamente los países de Sierra Leona, Liberia, Guinea y Nigeria. Históricamente han ocurrido una veintena de brotes desde 1976 y en cada evento han sido especies distintas que han ido mutando de acuerdo a la resistencia que encontraban, golpeando con severidad a estas poblaciones pobres. Ante estos hechos de salud pública internacional la Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de su Comité de Ética, aprobó el uso de tratamientos experimentales en las víctimas a pesar que su eficacia no ha sido comprobada y sus efectos son desconocidos, pero es lo mejor que se tiene hasta el momento como potencial tratamiento o prevención. Esta iniciativa surge a raíz de los pedidos de los mandatarios de los países afectados en su desesperado llamado a la comunidad internacional para controlar esta enfermedad que sigue avanzando dejando muerte y desesperanza. A nuestro país también ha llegado la alerta, aunque las posibilidades de arribo del virus son escasas, para lo cual la Dirección General de Epidemiología (DGE) del Minsa recomendó a los servicios de salud del país desarrollar actividades de vigilancia para prevenir el ingreso de casos importados sobre todo en aeropuertos y pasos fronterizos.


Texto completo:

PDF

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia