¿Asistentes Virtuales?… Solo hay que caminar con cuidado

  • Gracia Isabel Galarreta Oliveros Universidad César Vallejo

Resumen

Las últimas tendencias tecnológicas nos acercan más a los robots y los hay de todos los tipos, desde simples palancas automatizadas hasta los que caminan, hablan y actúan como personas y que desarrollan funciones específicas en las fábricas, hogares y oficinas. Esto es una realidad que aún la percibimos con respeto en nuestro país, pero en el mundo se usan ya los asistentes virtuales. Wikipedia menciona que los Asistentes Personales Inteligentes no son otra cosa que un tipo de software que puede desarrollar funciones, tareas u ofrecer servicios a un individuo. Todas estas funciones basadas en una gran data que es alimentada por los usuarios con reconocimiento de ubicación, con la habilidad de acceder a información de una variedad de recursos en línea (como al clima, tráfico, noticias, precios de acciones, etc.), resaltando que la mejor característica es su habilidad para organizar y mantener información que incluye el manejo de correos electrónicos, eventos en el calendario, archivos, lista a seguir, manejo de agenda y un manejador personal de salud (ejemplo: monitorear la ingesta diaria de calorías, el ritmo cardiaco y el régimen de ejercicio, después hacer recomendaciones y dar opciones para mejorar la salud). Pues bien, ahora ya no solo son las máquinas, sino también los softwares los que pueden reemplazar las funciones del ser humano, me asombro todos los días con la tecnología que se pone a nuestra disposición, dispositivos que nos facilitan y agilizan nuestras funciones, pero sería inapropiado pensar que ahora solo vamos a descansar porque ellos lo harán todo; estos dispositivos, al igual que las personas, necesitan un control diario y de avanzado conocimiento tecnológico, implica que nuestro conocimiento debe avanzar en tecnología…, pero ¿solo en tecnología?, No!... sobre todo, en ética y valores. Compartiré con ustedes la escena a de una película vista en la década pasada, llena de acción, crimen y tecnología donde se dio el siguiente diálogo o algo parecido ­ Detenido: ¿Oiga, cuántos idiomas habla? ­ Detective: ¿Por qué?... más de tres ­ Detenido: Yo en cambio solo uno, el 010110100101100101, ja ja, binario y me es suficiente. Con eso conozco tu historia, vacío tus cuentas y las de tus amigos, también cambio tus datos en el sistema, así que trátame bien o me recordarás para siempre. Siento, sinceramente, que aunque la tecnología haya avanzado tanto y de manera tan alucinante, el respaldo legal no nos protege en la misma magnitud; la risa, miedo, ira y otros sentimientos que me produjo esa escena hace más de una década aún la siento cuando quiero ingresar a la tecnología avanzada, el hecho de recibir 500 correos de un desconocido porque el software estuvo mal programado o que te descuenten 5000.00 soles de tu cuenta por la misma razón me sacan de foco, solo nos queda seguir preparándonos. Entonces sigo con la pregunta ¿Asistentes virtuales?, Si, pero con cuidado.

Publicado
2019-09-18
Sección
Editorial